Tarta de queso y cerezas

Image Blog

Tarta de queso y cerezas

    Deshuesa las cerezas con el Deshuesador de Cerezas Ibili


Ingredientes:

  • 750 gr. de cerezas
  • 300 gr. de queso para untar
  • 2 yogures
  • 400 gr. de azúcar
  • 3 huevos grandes (o 4 medianos)
  • 75 gr. de harina
  • 250 ml de agua
  • Para la base: 16 galletas tipo digestive o maría (unos 200 gr.) y 75 gr. de mantequilla


Preparación:

      1. Quitamos los huesos de la cerezas. Para ello usaremos el Deshuesador de Cerezas Ibili. ¡Así no tardarás nada en hacerlo!
   2. Precalienta el horno a 180º arriba y abajo.

 3. Derrite la mantequilla en el microondas o en un cazo al fuego. Tritura las galletas en un mortero y mézclalo todo bien.

                                                                       

 4. Extiende las galletas con la mantequilla en el fondo de un molde desmontable (aprox. 22 cm). Presiona con los dedos para que la base quede compacta. Dale el grosor que más te guste.

 5. En un bol, bate el queso y los yogures. Reserva.

 

6. En otro bol bate bien (mejor con la batidora eléctrica) los huevos y  150 gramos de azúcar como si fueras a montarlos. Cuando la mezcla esté espumosa y blanquecina añade poco a poco la harina tamizada con la ayuda de una espátula o varilla.

                                                            

 7. Incorpora la mezcla reservada al bol y vértela sobre la base de galletas.

 8. Introduce el molde en el horno y durante 35 minutos. Antes de sacarla pincha en el centro de la tarta con un comprobador y si sale limpio la tarta está lista. Sino déjala unos minutos más en el horno y prueba de nuevo. Repite la misma operación hasta que salga limpio.

*Consejo: si anotas el tiempo total que has tenido la tarta en el horno te servirá de referencia para la próxima ocasión.

9. Calienta el agua en un cazo con los 250 gramos de azúcar restantes hasta que se disuelva.

   

10. Añade las cerezas deshuesadas y deja a fuego medio durante 10 minutos para hacer un almíbar.

       11. Saca las cerezas con una espumadera y resérvalas. Deja el almíbar a fuego lento a reducir hasta que se haga más denso.

 12. Cuando saques la tarta del horno, déjala enfriar. Luego desmolda y cúbrela con las cerezas. Por último vierte el almíbar por encima. 

 13. Enfría en el frigorífico al menos durante 2 horas. Después espolvorea con virutas de chocolate o azúcar glas.
 14. ¡Ya está lista! Disfrutarás de una tarta con brillo y sabor intensos.


*Más recetas aquí

      Producto añadido a la lista de deseados